Antes de dormir, su perro también está "preocupado" por los problemas del día

Investigadores húngaros afirmaron que los cachorros se quedan "pensando" en sus problemas antes de dormir. El equipo también pudo observar que las dificultades emocionales de los animales resultan en un sueño menos cualitativo.

Dieciséis perros de diferentes razas fueron analizados por el equipo, que, con la ayuda de los dueños, los sometió a acontecimientos buenos o malos. Una experiencia positiva, por ejemplo, era algo que el perro le gustaba, cómo ser acariciado o involucrarse en juegos. Ya las negativas incluyeron estar atrapado en una habitación por un período de tiempo mientras era ignorado por el dueño o tener un investigador mirando directamente en sus ojos.

Todos los perros fueron equipados con sensores y, después de experimentar sus experiencias positivas o negativas, fueron autorizados a ir a un lugar designado para dormir. Los expertos notaron que las mascotas "estresadas" fueron a dormir aproximadamente dos veces más rápido que los perros relajados, un comportamiento que ya se ha registrado antes.

Además, los cachorros que pasaron por experiencias negativas gastaron en promedio 20 minutos menos durmiendo profundamente. Esto no quiere decir que se durmieron menos, pero que la calidad del sueño de los animales estresados fue peor.

"Este resultado proporciona la primera evidencia directa de que los estímulos emocionales afectan a la fisiología del sueño subsiguiente en perros", escribieron los estudiosos en un artículo publicado sobre el tema. "El descubrimiento de que tratamientos emocionales breves influencian la macroestructura del sueño también sugiere que la investigación del sueño podría ser implementada de manera útil en el campo del bienestar canino.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *