Los astrónomos de todo el mundo se muestran indignados con la flota de satélites de SpaceX

Los satélites Starlink, diseñados para entregar internet a todo el planeta, pueden perjudicar drásticamente la observación del cielo nocturno

Imagínese estar observando el cielo nocturno y ver un tren de satélites cruzando el cielo en formación. ¡Se ve bien! Y con certeza es una experiencia y tanto. Ahora imagine no 60 de ellos, sino 12.000. Añada más algunos miles y el caos celeste está formado.


La American Astronomical Society, principal organización de los astrónomos norteamericanos, dijo estar conversando con SpaceX sobre el lanzamiento de los 12.000 satélites Starlink. Los astrónomos (no sólo de Estados Unidos y de todo el mundo) temen que estos satélites interfieran en la observación del cielo nocturno.

La empresa SpaceX, del multimillonario Elon Musk, lanzó recientemente 60 satélites de comunicación, y en pocos días, observadores del cielo registraron "un tren de satélites brillantes" sobrevolando en formación. Su estructura metálica refleja bien la luz del sol. Estamos hablando de sólo 60 satélites, pero debemos recordar que la intención de SpaceX es de colocar a 12.000 iguales a los que proporcionaría servicios de Internet para todo el mundo.

"Creo que es una ingeniería loable y muy impresionante esparcir la información y las oportunidades que permite el acceso a Internet", dijo Megan Donahue, de la Universidad Estatal de Michigan y presidente de la Sociedad Americana de Astronomía (AAS). "Pero yo, como muchos astrónomos, estoy muy preocupada por el futuro de estos nuevos satélites brillantes.

Satélites Starlink
Una visión de los 60 satélites Starlink enviados en mayo de 2019, aún alineados y con la Tierra de fondo.
Créditos: SpaceX

No sólo los satélites Starlink, sino también los cúmulos similares que están siendo desarrollados por otras empresas pueden en el futuro llegar a ser más visibles que las estrellas en el cielo nocturno, y eso es alarmante.

Un extracto de un comunicado emitido por AAS durante una reunión en St. Louis, Missouri, EE.UU., dice lo siguiente:

La American Astronomical Society observa con preocupación la implantación inminente de grandes constelaciones de satélites en la órbita de la Tierra. Se prevé que el número de estos satélites aumente a decenas de miles en los próximos años, creando potencial para impactos adversos sustanciales en la astronomía terrestre y espacial. Estos impactos pueden incluir perturbaciones significativas de observaciones ópticas e infrarrojas por medio de la detección directa de satélites en luz reflejada y emitida; contaminación de las observaciones radioastronómicas por radiación electromagnética en bandas de comunicación por satélite; y colisión con observatorios espaciales.

Jeffrey C. Hall, del Observatorio Lowell, es presidente del comité de AAS sobre contaminación luminosa, interferencia de radio y detritos espaciales. "El cielo nocturno natural es un recurso no sólo para los astrónomos, sino para todos los que miran hacia arriba, para entender y apreciar el esplendor del Universo, y su degradación tiene muchos impactos negativos más allá del astronómico.

Es importante recordar que no sólo los satélites, como la contaminación luminosa, producida por la iluminación de grandes ciudades, también obstaculizan (y mucho) la observación del cielo nocturno.

Grupo de galaxias NGC 5353-4 y rastros de 25 de los satélites Starlink
Grupo de galaxias NGC 5353/4 y rastros de 25 de los satélites Starlink.
Registro hecho por el Observatorio Lowell, en Arizona, EE.UU.
Créditos: IAU / Victoria Girgis / Lowell Observatorio

Teniendo esto en mente, toda la sociedad debería repensar la forma en que utilizamos nuestra tecnología, después de todo, avance científico sin un mínimo de concientización puede significar un retroceso gigantesco.

De hecho, si ninguna actitud se toma para la disminución de interferencias para observadores del cielo (y por supuesto, para todos los que miran hacia arriba), toda la sociedad perderá la oportunidad de apreciar las estrellas.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *